SETAS EN LA VERA PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Viernes, 09 de Noviembre de 2012 19:27

boletus



Explosión de colores, de setas y de  vida, en La Vera otoñal.

Cae el agua del cielo y lo renueva todo, que placer pasear bajo la lluvia, cambia el aire, se limpia el campo, se aire el alma, se ilusiona la vista. Cambian los colores en pocos días e incluso en horas, cada planta se distingue con  su color propio, la floresta pasa del conjunto uniforme  a lo individual.


Extremadura en general tiene comarcas muy briosas para la micología, debido a lo bien conservado de su naturaleza, con grandes superficies de bosques, sierras y dehesas. Si alguna comarca es especialmente atractiva para los amantes de los hongos, esa es, sin duda, La Vera por la gran cantidad y variedad de setas que aquí se pueden encontrar. Son más de 150 especies, muchas de ellas comestibles y sabrosas. Sobresalen entre las excelentemente comestibles; La Amanita caesarea, Amanita ponderosa o Gurumelo, Russula cyanoxante, Russula virescens, Falsa seta de cardo, Agaricus campestres, Marasmius oreades o Senderuela, Boletus aereus, Boletus reticulatus, Cantharellus cibarius o Rebozuelo, Xerocomus badius o Boleto bayo y como no las magnificas criadillas de tierra o trufas (Terfezia arenaria y Terfezia leptoderma).  En cuanto a las rarezas se ha descubierto una nueva especie de trufa para la ciencia en el pie de monte verato, aunque no es comestible. El  Falo rojo (Phallus rubicundus) y que en Europa  solo aparece en Cáceres, ligado a zonas de cultivo del tabaco, sobre todo en La Vera donde se cultiva el 75% de la producción nacional. Otra extravagancia micologíca de la comarca es que aquí el Boleto rojo se da en zonas de Quercus y en el resto de España esto nunca ocurre.


grupo de amanitas con castañas



Una muy buena excusa para venir a La Vera, es disfrutar con la recolección de estas maravillas gastronómicas, en  nuestros extraordinarios bosques.

Podréis utilizar  las cocinas de nuestros Apartamentos, para  realizar los más señalados y  humildes guisos, como estos que os recomendamos  por su sencillez y por lo espectacular de sus resultados, con tres setas muy abundantes en la zona;



bandeja de amanita caesarea



Amanita caesarea.

Algunas recomendaciones para preparar la amanita caesaria son:


amanita en ensalada


- En carpaccio. Laminadas finas con un poco de aceite y sal; las dejas macerar un par de minutos, manjar exquisito y dejan un sabor en el aceite excelente. Ideal para degustar con un poco de buen pan. De las setas crudas que he probado son mis favoritas; además de ser como más me gustan.


amanita en sarten


- Salteadas. Con un poco de aceite en la sartén un par de minutos y listas para comer.

- Revueltas con huevos. Un clásico de casi todos los hongos, dejan un sabor muy bueno a los huevos.

 



Macro lepiotas.


macrolepiota


Lepiotas con patatas.


4 personas
400 gr de lepiotas / 400 gr de patatas / 4 dientes de ajo / Un manojo de
perejil / Un trocito de guindilla / Un chorro de vinagre de tomillo / Un
huevo / Harina / Sal / Pimienta.
Lo más difícil es encontrar unas setas de candelabro. Lo primero es
limpiarlas. En el caso de las lepiotas, le quitamos el tallo, que es muy
duro. Le quitamos las estrías. No sé, no me gusta su textura. Y pasamos un
paño húmedo para limpiarlas. Meter las setas en agua y todo eso las
destroza. Son como esponjas. Se llenan de agua y estropean nuestros guisos.
Cogemos las patatas. Y entramos en la primera duda. Las podemos comprar de
esas que ya vienen precocidas. Esas pequeñinas. Y salpimentarlas. Pasarlas
por harina y huevo, y freírlas en aceite abundante. Si no, como si fuesen
patatas a la importancia. Cortarlas en láminas no muy gruesas (tres
milímetros sin regla) y proceder de la misma forma. Pelamos los ajos y los
picamos con el perejil.
Ya sólo nos queda esperar el momento de la comida. Nada de hacerlo antes. En
sartén a fuego vivo. Con un poco de aceite, ponemos el ajo. En cuanto va a
dorarse, las patatas y las setas. Removiendo con vigor, pero sin pasarse. No
las tire. Agregamos la guindilla y el vinagre. Si no lo ha hecho usted con
dos semanas de antelación, pues vinagre normal. Tres minutos más y servir
rápidamente. Las setas no aguantan cocciones largas. Las lepiotas, menos.
¡Ah! Salpimentar y espolvorear de perejil.

 

 

Lepiotas  Rebozadas.

Los ingredientes:
2 macro lepiotas por persona, huevos, pan rallado, jamón serrano en lonchas,
aceite y sal.

Elaboración:
Limpiamos los sombreros y desechamos el pie. A continuación se pasan por
huevo y se introduce una loncha de jamón entre 2 los sombreros,
manteniéndolos juntos con unos palillos. Se llevan después al pan rallado y
se fríen en aceite bien caliente hasta que estén dorados.

Usos y costumbres:
Se puede utilizar también panceta en lugar de jamón, e incluso añadir una
loncha de queso entre uno y otro sombrero



Boletus.


 




Nido de huevos de codorniz sobre cama de patatas

Ingredientes:

  • Patatas
  • Huevos de codorniz
  • Boletus
  • Ajo
  • Aceite
  • Sal

Elaboración:

Pelamos las patatas y las cortamos en bastoncillos finos con ayuda de una mandolina, las dejamos en agua fría sobre media hora. Transcurrido el tiempo escurrimos y secamos muy bien.

Se colocan las patatas en un cestillo para darle forma. A continuación introducimos en aceite bien caliente y freímos hasta que estén doradas, las reservamos sobre papel absorbente.

Lavamos los Boletus, los cortamos en trozos finos y reservamos, mejor usamos la parte del sombrero. En una sartén con un poco de aceite de oliva, sofreímos el ajo sin dejar que se dore, agregamos los Boletus, salamos  y cocinamos hasta que pierdan el agua que sueltan.

Mientras freímos los huevos de codorniz.

Montaje.

Sobre cada nido de patatas depositamos los Boletus cocinados y encima el huevo frito. El resultado, unas exquisitas y crujientes patatas con todo el sabor de las setas.

 





Solomillo ibérico al foie con reducción al Oporto.

Ingredientes:

4 Solomillos ibéricos

100 gr de foie de pato

150 gr de Boletus

300 cc de vino de Oporto

100 gr de trocitos de jamón ibérico

Aceite de oliva virgen selecto

Sal Maldon o Rosa del Himalaya

 

Cortar los solomillos en filetes de 3 cm y marcar en la plancha a fuego fuerte

A los 3 minutos dar la vuelta y tocar de sal para dejar 3 minutos más.

Por otra parte dejar el foie en una sartén y dejar fundir lentamente removiendo con cuchara de madera, añadir el vino y dejar reducir sobre 5 minutos a fuego lento y reservar.

Filetear los Boletus y hacerlos a la plancha.

Emplatar los filetes de solomillo alrededor los trocitos de jamón  u los Boletus y por encima la reducción de foie al oporto. Acompañar de un buen vino tinto sería lo ideal.


Buen provecho, nos despedimos con una fotito de Niscalos bajo la lluvia, en un bosquecito mixto de pinos y castaños que está muy cerquita de nuestros apartamentos.


niscalos